El primer round lo ganan los demócratas.

Se aprueba o no se aprueba.

La política y el Dream Act de 2017.

Por. Jose Reyes, Esq.

Immigration Attorney

9 de septiembre de 2017

 

El proceso legislativo es por demás complicado. Y el proceso que debe seguir el Dream Act va a ser difícil, pero no tan difícil como ha sido en los últimos 12 años.

 

El día de ayer se dio el primer round en el Congreso que va a afectar este tema y afortunadamente lo ganaron los demócratas.

 

Si el tema de la protección a los Dreamers se pone a votación en el Congreso, no cabe duda que pasa por mayoría. Pero las cosas no son tan sencillas en el Capitolio. Lo más difícil del proceso va a ser lograr que se lleve a el proyecto de ley votación. Una maniobra legislativa muy útil, es “colgar” una legislación controvertida en otra legislación que todos apoyan. Esto sucedió el día de ayer. Se presentó ante el Congreso una iniciativa de ley para apoyar a la ciudad de Houston y el resto de Texas con fondos para enfrentar los daños causados por el huracán Harvey, claramente una legislación que todos apoyan, y a esta se colgó una autorización para incrementar la deuda de Estados Unidos, una legislación que no apoyan los mismos republicanos y que necesariamente requiere del voto de los demócratas. El objetivo de los republicanos era pasar la ampliación de la deuda por 18 meses logrando así evitar que los demócratas pudieran colgar leyes a esa legislación hasta después de las elecciones de 2018. Afortunadamente no lograron su objetivo.

 

La negociación se dio en la Casa Blanca en presencia del presidente Donald Trump. Y ante la presión de los demócratas, el presidente Trump cedió y autorizó que la ampliación de la deuda se diera por sólo tres meses. Esto quiere decir que antes de diciembre este tema se deba de tocar de nuevo y durante esos tres meses los demócratas tendrán oportunidad de forzar a los republicanos a que se solucione diversos temas incluyendo el de migración. El periódico “Politico” reporta hoy que los republicanos están furiosos con Trump por el resultado de la negociación.

 

Claro que este primer round no lo significa todo, los republicanos y el mismo presidente Trump han dicho públicamente que desean usar el Dream Act como un instrumento de negociación para obtener los más de 20,000 millones de dólares que se requieren para la construcción del muro fronterizo con México. A lo cual los demócratas están completamente opuestos. Por lo que en estos próximos meses los siguientes rounds serán mucho más importantes. Pero para iniciar el proceso y después del amargo sabor que nos dejó la decisión de la cancelación de DACA, este triunfo en el primer round nos devuelve el entusiasmo.

 

 

Para más información siguenos en:

Copyright 2018 DreamAct2017.com

Política de Privacidad