Acuerdo Demócratas - Trump

La realidad explicada

Por. Jose Reyes, Esq.

Immigration Attorney

15 de septiembre de 2017

 

Este miércoles terminó con un gran entusiasmo tras la noticia de que los líderes demócratas de la Cámara de Representantes y del Senado llegaron a un acuerdo con el presidente Trump en relación a convertir DACA en una ley. Pero el jueves fue un día de altibajos con información encontrada, en que nos dicen en un momento que no hay acuerdo y en otro que si. En este artículo trataré de explicar la situación actual según la mejor información disponible.

 

Para entender el proceso que nos va llevar a convertir DACA en una ley, debemos dividir el proceso en los distintos pasos que deben darse:

  • Como se presenta.
  • Que contiene.
  • Detalles específicos.
  • Cuando se discute.

 

El primer round lo ganan los demócratas.

Se aprueba o no se aprueba.

La política y el Dream Act de 2017.

Por. Jose Reyes, Esq.

Immigration Attorney

9 de septiembre de 2017

 

Si el tema de la protección a los Dreamers se pone a votación en el Congreso, no cabe duda que pasa por mayoría. Pero las cosas no son tan sencillas en el Capitolio. Lo más difícil del proceso va a ser lograr que se lleve a el proyecto de ley votación. Una maniobra legislativa muy útil, es “colgar” una legislación controvertida en otra legislación que todos apoyan. Esto sucedió el día de ayer.

 

Ver nota completa...

 

Se aprueba o no se aprueba.

La política y el Dream Act de 2017.

Por. Jose Reyes, Esq.

Immigration Attorney

25 de agosto de 2017

 

La pregunta más importante sobre el Dream Act de 2017 es si va a pasar o no y la respuesta más franca es que nadie sabe. Pero las primeras reacciones de las áreas más conservadoras del Partido Republicano me permiten ser un poco optimista. Para que usted esté informado a continuación hago un análisis de las posibilidades.

 

Ver nota completa....

 

 

Los republicanos presentan su propuesta.

Que contiene y que significa.

Por. Jose Reyes, Esq.

Immigration Attorney

26 de septiembre de 2017

 

Este lunes tres senadores republicanos presentaron el proyecto de ley Succeed Act. En la conferencia de prensa usaron muchas palabras que buscan escuchar normalmente los republicanos como: “no es amnistía”, “residencia en base al mérito” y “no permitirá la migración en cadena”. Con esa presentación pareciera que el proyecto de ley fuera algo muy en contra de los Dreamers, pero para entender la realidad sólo basta compararlo con las otras propuestas, principalmente con el Dream Act.

 

Las diferencias principales son las siguientes:

  • La edad máxima de llegada, 17 años en el Dream Act y 15 años en el Succeed Act.
  • La fecha máxima de llegada, cuatro años antes de que se apruebe la ley en el Dream Act (finales de 2013) y el 15 de junio de 2012 en el Succeed Act.
  • El tiempo para convertirse en residente permanente, tres años o menos en el Dream Act y 10 años en el Succeed Act.

 

El Succeed Act contiene además una limitante en cuanto a la edad del solicitante que no puede haber tenido más de 30 años el 30 de junio de 2012, lo cual es claramente un error pues personas que calificaron para DACA no calificarían para el Succeed Act.

 

Renuncia de derechos.

El proyecto contiene algunas disposiciones en que el solicitante renuncie a derechos a juicios y se compromete a salida rápida si incumple con los requisitos de la ley. Estas disposiciones son preocupantes y seguramente serán removidas en el proceso de negociación, pero además no creo que cumpla con los requisitos constitucionales y por lo tanto puede ser echada abajo ante los tribunales.

 

Disposiciones no relacionadas con Dreamers

Otras disposiciones no relacionadas con los Dreamers también preocupan porque impone sanciones a quienes se pasan en el tiempo de sus visas y limitan a el presidente en su facultad de otorgar permisos de entrada a Estados Unidos. Estas disposiciones no creo que queden al momento de aprobar la ley.

 

Diferencias menores.

Hay otras diferencias menores, principalmente en los requisitos para convertirse en residente permanente y para renovar el permiso, que al final de cuentas se pueden cumplir y por lo tanto no requiere de mucha atención en este momento.

 

El resto de los requisitos son básicamente los mismos, incluyendo los períodos en que pudo haber estado fuera de Estados Unidos el solicitante, los delitos que descalifican para el programa y la posibilidad de salir de Estados Unidos una vez que se tenga la residencia provisional.

 

Análisis.

Si vemos fríamente las diferencias, debemos sentirnos optimistas de que este proceso dará un resultado favorable. Porque, en toda negociación las partes fijan sus posturas y la negociación se da entre esos márgenes. Un ejemplo muy claro es si queremos comprar un carro y el vendedor nos pide $10,000 y nosotros ofrecemos $9,000 entonces sabemos que el resultado de esa negociación va a estar entre $9,000 y $10,000. En este caso los republicanos están fijando su postura (el Succeed Act) y los demócratas unidos con algunos republicanos han fijado el otro extremo de la postura (el Dream Act), por lo que sabemos que el resultado debe estar entre estos márgenes.

 

Si me dieran a escoger cuáles puntos de la negociación prefiero, claramente escogería que la edad máxima de llegada fuera de 17 años, porque este solo cambio puede beneficiar a cientos de miles de personas adicionales. La variación en la fecha de llegada máxima no es tan importante en temas de números. Y algo que no debe aceptarse ese límite máximo de edad del solicitante, por el error que ya mencioné anteriormente y porque limita a muchas personas que llegaron antes de 1981 en las mismas condiciones. Diversos estudios mencionan que ampliar a 17 años la edad de llegada y cambiar la fecha límite, pude significar el beneficiar a 2 millones de personas en lugar de las 800,000 que se beneficiaron con DACA

 

Por otro lado si pudiera leer la mente de los legisladores, creo que para ellos lo más importante es determinar ¿Cuando estos Dreamers van a convertirse en ciudadanos? Claramente los republicanos prefieren que sea lo más tarde posible, primero porque lo más probable es que estos nuevos ciudadanos voten en contra de los republicanos y segundo porque estarán en posibilidad de patrocinar a sus familiares para que obtengan la residencia permanente. Con el proyecto del Succeed Act, los Dreamers no pueden solicitar la ciudadanía hasta 15 años después. En cambio con el Dream Act lo pueden hacer a los 8 años.

 

Este tema también le importa a los demócratas porque van a buscar esos votos favorables y pueden pelear fuertemente las fechas. Pero al final de cuentas de todos los problemas que hoy tienen los Dreamers, ser ciudadano en 8 o 15 años puede ser el menor.

 

A la propuesta de los republicanos y al mismo Dream Act, le falta la parte que solicitó el presidente Trump, relacionada con la seguridad fronteriza, la cual puede consistir en drones, aviones y helicópteros, equipo sensor y reparación de vialidades fronterizas, pero no de fondos para la construcción del muro fronterizo. En este tema se espera la mayor atención en la negociación.

 

Al final de cuentas, con este proyecto se reconoce que los Dreamers merecen regularizar su estancia y tener un camino a la ciudadanía, y la postura republicana no es tan extrema como para hacer el proyecto inviable.

 

 

 

 

Para más información siguenos en:

Copyright 2018 DreamAct2017.com

Política de Privacidad